tecnología adicción

Doy por finalizada mi dieta de las redes sociales. Y reconozco que me va a costar volver a conectarme al mundo virtual y las redes sociales. ¿Por qué?

Beneficios de estar offline

Principalmente tiempo y energía. Tiempo para mí, para disfrutar del verano y para centrarme en los proyectos sin distracciones. Ha aumentado mi productividad, he podido optimizar el trabajo y dedicarle tiempo a cada cosa con una concentración mayor. Y sin interrupciones ni notificaciones he podido desconectar mejor del trabajo y estar más presente en mi vida.

¿Cómo lo he hecho? 

Las redes sociales enganchan, he vivido el “mono” de estar offline.

1- Primero de todo, eliminé las aplicaciones de RRSS del teléfono móvil. Tras una semana de adaptación dejé de pensar en ello.

2- Después, bloqueé las páginas del ordenador de sobremesa. No podía acceder a las redes sociales mientras estaba trabajando.

3- La única manera de conectarme a las redes sociales ha sido a través de la tablet. Los primeros días siempre buscaba un momento a lo largo del día para conectarme aunque solo fuese un rato. Pero a medida que los días sucedían la necesidad de conectarme fue menor y fui capaz de estar días offline.

charlando

Las RRSS son útiles… 

Las RRSS dan gran visibilidad y ayuda a crear una reputación de marca. Sin embargo, en la otra cara de la moneda está la inversión de tiempo y energía que es necesario hacer. Tiempo, que es necesario quitar de otras actividades diarias. Un emprendedor o equipo pequeño, en sus fases iniciales por lo menos, son los responsables de la gestión de las redes sociales. En caso de ser una empresa, son recursos asignados a marketing con salarios a pagar.  Si se hacen bien las cosas será rentable, pero mi opinión es que muy pocas organizaciones aprovechan realmente el potencial de las redes sociales.

Resumiendo…

Se puede vivir desconectado de las redes sociales. La vida es más que una pantalla de tu teléfono. ¡No al scroll infinito! 

Si quieres subscribirte a nuestra newsletter para recibir cada  nuevo artículo escríbenos a jon@jongodesign.com